search instagram arrow-down
febrero 2020
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829  

Archivos

Follow Imágenes, sonidos y palabras on WordPress.com

Páginas

Entradas y Páginas Populares

Etiquetas

2001 Una odisea del espacio Absalom Absalom! Actores Alberto Olmos Alfred HItchcock Aliens Alita: Ángel de combate Al Pacino Andrei Tarkovski Animación Antinarrativa Apocalipsis Apocalypse Now Arturo González-Campos Arturo Pérez-Reverte Billy the Kid Billy Wilder Bird Blade Runner 2049 Blood Meridian Canon Casino Chernobyl Christopher Nolan cine estadounidense Cine europeo Cine mudo Clint Eastwood Comparativas Cormac McCarthy Cruda realidad Crítica literaria Críticas Dante David Chase David Milch Destacado Dirección de actores Doctor sueño Dr. Strangelove Dunkirk El aventurero de medianoche El baile de los vampiros El caballero oscuro El capitán Alatriste El cañón del revólver El club Dumas El espejo El irlandés El juego de los abalorios El manantial de la doncella El Padrino El padrino parte III El Quijote El resplandor El ruido y la furia El señor de los anillos El séptimo sello Escribir Escritores españoles Espartaco Estética Euphoria Ewan McGregor Falcó Fanny y Alexander Frances McDormand Francis Ford Coppola Future Man Gangs de New York George Lucas Goodfellas Gordon Willis Gritos y susurros Géneros cinematográficos Harold Bloom Harvey Keitel HBO Heath Ledger Herman Hesse Ian McShane Ingmar Bergman It James Cameron Javier Cansado Javier Gallego Joe Pesci John Carpenter John Ford John Milius John Williams Joker JRR Tolkien Juan Gómez-Jurado Jurassic Park Kate Winslet La carta esférica La Eneida La montaña mágica La naranja mecánica La Odisea La torre oscura Lecturas Lev Tolstoi Lisa Cholodenko Literatura europea Literatura norteamericana Los puentes de Madison Los Soprano Luz de agosto Martin Scorsese Marvel Studios Max Frisch Meridiano de sangre Metallica Mientras agonizo Mientras dure la guerra Miguel de Cervantes Mike Flanagan Mildred Pierce Million Dollar Baby Misery Montaje Mundobso Mystic river Narrativa Narratología Netflix Nostalgia Novelistas Olive Kitteridge Pat Garrett Paul Thomas Anderson Periodismo Poética Raging Bull Ralph Bakshi Robert De Niro Rodrigo Cortés Roman Polanski Sacrificio Santuario Sci-fi Series Sin perdón Sonido Stalker Stanley Kubrick Star Wars Stephen King Steven Spielberg Taxi Driver Terrence Malick The conversation The Dark Knight The Fearless Vampire Killers The Godfather The Godfather part III The Irishman The Judge The Wire Thomas Mann Timothy Olyphant Todd Haynes Todopoderosos Traducciones True Detective Un libro al día Valores Videojuegos Vikings Virgilio Western William Faulkner William Shakespeare

Tras mi reciente artículo sobre el futuro de los géneros de la Sci-Fi y el Fantástico, he estado reflexionando bastante sobre un tema que para el grueso de los espectadores, que van al cine simplemente para entretenerse (y hacen muy bien, exactamente igual de bien que los que leen cualquier best-seller para matar el tiempo), es un tema transparente, pero para otros, que nos pasamos la vida dándole vueltas a la narrativa, a la ficción y a las formas artísticas, es algo apasionante quizá porque es algo así como ejercer de forenses, o de diseccionadores del mismo ADN de que están compuestas las ficciones.

Creo que está meridianamente claro que a menudo nos equivocamos a la hora de referirnos al género de una película. Yo mismo, en mi Archivo de Mini Críticas, a veces me las veo y me las deseo para decidir cuál es el supuesto género de una película, y mucho me temo que en las siguientes líneas voy a contradecirme con algunas de las clasificaciones que he puesto allí. Pero en fin, de alguna forma tengo que definirlas.

En realidad, aquello a lo que generalmente nos referimos como el género de una película es en realidad su tono narrativo. Me explico: ni el melodrama ni la comedia negra, por ejemplo, son géneros cinematográficos, sino más bien jerarquías tonales de un filme determinado. Puede que esto suene un tanto pedante (o rebuscado) en un primer momento, pero ya verá el lector cómo al final está de acuerdo conmigo. Porque si establecemos que un género ha de tener unas reglas determinadas, unos rasgos formales muy definidos, veremos rápidamente que lo que muchas veces creemos que es un género no lo es en absoluto. Esto es como cuando los científicos deciden si un planeta forma parte del Sistema Solar o no (sí, ya salgo con mis metáforas cósmicas…genio y figura…), y deciden que lo es porque es el Sol el que ha contribuido a la creación de ese planeta, y además tiene una órbita determinada, etc. Pues en cine o narrativa, lo mismo: un género lo es solamente si posee una codificación determinada que condiciona absolutamente su estrategia narrativa, el estado anímico del espectador y su estilo global.

Y para eso hay 8 géneros absolutos: Sci-Fi, Fantástico, Musical, Bélico, Noir, Drama Histórico, Western (con matices muy concretos y subgéneros en todo el mundo), y comedia (con matices también muy concretos y así mismo subgéneros). Supongo que al inopinado lector le faltarán muchos tipos o clases de películas, pero en realidad no es así, porque luego entraríamos en la clasificación de los tonos, que a continuación voy a detallar. Y lo voy a hacer desde la luz, arriba del todo de la lista, hasta la oscuridad, abajo del todo:

Caricatura/cartoon

Sátira

Parodia

Aventuras

Comedia

SIN GÉNERO (zona intermedia, entre la luz y la oscuridad del tono)

Melodrama

Comedia negra

Tragedia

Thriller/suspense

Terror

Es decir, cinco tonos que suben desde el no género (que algunos llamarían drama a secas, aunque en realidad drama proviene del griego dram, que significa acción) hacia un tono más luminoso, en el que los personajes ni van a morir ni pueden hacerlo (Caricatura/Cartoon), y cinco tonos que bajan hacia la oscuridad, hasta una muerte segura y probablemente espantosa (Terror). Quizá pueda sorprender que la comedia negra sea más oscura que el melodrama (al que algunas sensibilidades quizá colocarían en el centro, en el equilibrio perfecto, pero con esta clasificación es mucho más fácil encontrar el género de una película, que junto con el tono, darían su ADN.

El tono, como el ritmo, es clave en la dirección de una película. Y es también, precisamente por eso, por lo que muchas películas terminan naufragando, ya que el director no lo ha cuidado debidamente, y así el espectador termina perdiéndose entre una indefinición tonal que pude variar desde la comedia negra al suspense y de ahí a la aventura. Pero el tono, como el ritmo, puede ser variable. Ahí está la dificultad. Se pueden mezclar dos tonos de la zona sombría (la inferior), como la comedia negra y la tragedia, o como el melodrama y thriller (algo que hacía a menudo Hitchcock, con desiguales resultados), pero es extremadamente difícil, incluso rarísimo, una ficción que mezcle tonos de la zona oscura y la zona luminosa. Yo creo que nos vamos entendiendo.

Así, un drama histórico (situado en la antigua Roma, en Grecia o en la época de los Celtas) puede tener cualquier tono, desde el primero al último, e igual sucede con el esto de géneros. Un western puede ser cómico, terrorífico, melodramático, aventurero, paródico… etc.

¿Y los géneros pueden mezclarse? Algunos sí, o es más fácil, y otros no, o es más difícil. Por ejemplo en western puro y la Sci-fi lo tienen complicado, pero se hizo, con el irregular ‘Cowboys & Aliens’ (2011). El western se ha mezclado muchas veces con el noir, que es su aliado natural, pues en cierto modo el noir es un western urbano, o puede serlo. Pero ya aquí es pertinente establecer lo que cuenta o lo que debería ser cada género:

Sci-Fi: relatos que hablan sobre una posibilidad, futura o pasada, que pone en riesgo o compromete el futuro de la humanidad, o su misma naturaleza. Ha de ser plausible con nuestra realidad.

Fantástico: relato abiertamente imaginativo, en el que cabe virtualmente cualquier elemento para crear un universo con reglas propias, elementos que, en su mayoría, jamás podrían existir en nuestra realidad.

Western: no el western de cowboys, sino la aventura extrema, el survival en la naturaleza, o en la frontera entre la naturaleza y la ciudad, o en cualquier frontera, protagonizado por personajes extremos, supervivientes o guerreros. Tiene numerosos subgéneros, y el western norteamericano es sólo uno de ellos.

Comedia: la pura, la que no es negra, ni es romántica, sino la que ofrece un collage naturalista y a menudo delirante, o desmadrado, o elegante o sofisticado, o lo que necesite la historia, que puede confundirse con costumbrismo, pero que es en realidad un género con límites propios y más imaginativo que el mero reflejo de costumbres.

Bélico: cualquier película en la que batallas o combates prolongados sean la médula espinal de su estrategia formal.

Musical: cualquier película en la que la música y las canciones (cantadas por sus protagonistas) sean esenciales para la estrategia narrativa de la película, que no podría entenderse sin ellas.

Noir: el western llevado a la gran ciudad, un relato de miserias, crímenes, pasiones y la naturaleza humana desbordada, con claroscuros y con personajes al límite de la moralidad.

Drama histórico: cualquier drama, o melodrama, que cuente una historia situada en un pasado bastante o muy remoto, con sus propias leyes en la construcción de personajes, por tanto, y en el que cabría, en cierto sentido, la percepción habitual del western estadounidense, con sus arquetipos e iconos.

¿Qué es, por ejemplo, ‘Terciopelo azul’, de David Lynch? Pues un Noir narrado con tono de thriller, en algunas partes, comedia negra, en otras, y melodrama. Aunque algunas películas de Lynch, como de otros directores, las suelo clasificar como “de autor”, que no es un género ni mucho menos.

¿Quién sería un buen ejemplo de director de comedia negra? Quentin Tarantino. ¿Quién de parodia? Mel Brooks. ¿Y de sátira? Los Monty Phyton, el mismo Terry Gilliam. ¿Qué sería ‘La lista de Schindler’? Una especie de melodrama, un drama histórico con el tono equivocado, pues debió haberse quedado en el no género, para no resultar tendencioso. En sucesivos artículos iré desgranando las características, los títulos más interesantes (o más fallidos) y los detalles de cada género. Decía Tarkovski que eso de los géneros es una estupidez, y no le gustaba nada tener algo que ver con ellos, pero la literatura también los ha tenido desde el principio de su estudio, con la diferenciación entre lírico y dramático, entre épica y epopeya…

Seguro que al lector le apetece darse una vuelta conmigo por los géneros.

This entry was posted in CINE.

7 comments on “Desgranemos los géneros cinematográficos

  1. Bravo por escribir sobre los géneros cinematográficos. Es algo que llevo pensando mucho tiempo y sobre lo que tengo bastantes dudas.
    Me he acordado de Tarkosvky desde que empecé a leer el artículo; precisamente anteayer vi un documental sobre él, y en un fragmento de una entrevista hablaba de su rechazo hacia el tema de los géneros.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo también tengo muchas dudas, de ahí que me lance a escribir sobre ellos, a ver si llegamos a alguna conclusión.

      Tarkovski era su propio género

      Gracias por el comentario!

      Le gusta a 1 persona

  2. El Templo de la Fuerza dice:

    Espero con ganas los próximos artículos. Totalemte cierto lo que comentas del tono,nunca antes me he parado a reflexionar más allá del género, pero con películas como la fascinante “Eternal Sunshine of the Spotless Mind” se antoja necesario ese nivel de clasificación, por ejemplo.

    Le gusta a 1 persona

    1. En efecto, hay películas, como la que nombras, que lo hacen necesario. Esa película no tiene un género definido, pero sí varios tonos, algunos luminosos y otros sombríos. Es un filme, por ello, enormemente complejo.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: