search instagram arrow-down
enero 2021
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Archivos

Follow Imágenes, sonidos y palabras on WordPress.com

Páginas

Entradas y Páginas Populares

Etiquetas

2001 Una odisea del espacio Absalom Absalom! Actores Alberto Olmos Alfred HItchcock Aliens Alita: Ángel de combate Al Pacino Andrei Tarkovski Animación Antinarrativa Apocalipsis Apocalypse Now Arturo González-Campos Arturo Pérez-Reverte Billy the Kid Billy Wilder Bird Blade Runner 2049 Blood Meridian Canon Casino Chernobyl Christopher Nolan cine estadounidense Cine europeo Cine mudo Clint Eastwood Comparativas Cormac McCarthy Cruda realidad Crítica literaria Críticas Dante David Chase David Milch Destacado Dirección de actores Doctor sueño Dr. Strangelove Dunkirk El aventurero de medianoche El baile de los vampiros El caballero oscuro El capitán Alatriste El cañón del revólver El club Dumas El espejo El irlandés El juego de los abalorios El manantial de la doncella El Padrino El padrino parte III El Quijote El resplandor El ruido y la furia El señor de los anillos El séptimo sello Escribir Escritores españoles Espartaco Estética Euphoria Ewan McGregor Falcó Fanny y Alexander Frances McDormand Francis Ford Coppola Future Man Gangs de New York George Lucas Goodfellas Gordon Willis Gritos y susurros Géneros cinematográficos Harold Bloom Harvey Keitel HBO Heath Ledger Herman Hesse Ian McShane Ingmar Bergman It James Cameron Javier Cansado Javier Gallego Joe Pesci John Carpenter John Ford John Milius John Williams Joker JRR Tolkien Juan Gómez-Jurado Jurassic Park Kate Winslet La carta esférica La Eneida La montaña mágica La naranja mecánica La Odisea La torre oscura Lecturas Lev Tolstoi Lisa Cholodenko Literatura europea Literatura norteamericana Los puentes de Madison Los Soprano Luz de agosto Martin Scorsese Marvel Studios Max Frisch Meridiano de sangre Metallica Mientras agonizo Mientras dure la guerra Miguel de Cervantes Mike Flanagan Mildred Pierce Million Dollar Baby Misery Montaje Mundobso Mystic river Narrativa Narratología Netflix Nostalgia Novelistas Olive Kitteridge Pat Garrett Paul Thomas Anderson Periodismo Poética Raging Bull Ralph Bakshi Robert De Niro Rodrigo Cortés Roman Polanski Sacrificio Santuario Sci-fi Series Sin perdón Sonido Stalker Stanley Kubrick Star Wars Stephen King Steven Spielberg Taxi Driver Terrence Malick The conversation The Dark Knight The Fearless Vampire Killers The Godfather The Godfather part III The Irishman The Judge The Wire Thomas Mann Timothy Olyphant Todd Haynes Todopoderosos Traducciones True Detective Un libro al día Valores Videojuegos Vikings Virgilio Western William Faulkner William Shakespeare

Durante demasiado tiempo he escrito sólo no ficción, limitando mis esfuerzos a escribir sobre cine, o sobre literatura, o a exponer mis ideas sobre esto y aquello. Pero lo que yo siempre he querido escribir es ficción, literatura. Y no lo he hecho antes ni con mayores esfuerzos porque he sido una persona bastante insegura durante gran parte de mi vida. Pero eso ya no es así, y no va a volver a serlo.

‘La descendencia’ es una novela que escribí hace algún tiempo… en realidad es mi primera novela terminada. Y tardé mucho tiempo en ponerme con ella. Mejor dicho: tarde mucho tiempo en creer que podría terminarla, que valía la pena hacerlo, que yo podría ser alguien capaz de escribir una novela. Finalmente me dije que era el momento y me senté a escribir todos los días, en algún momento de diciembre de 2017… puede que un poco antes, no lo recuerdo bien. La redacción principal de la novela me llevó alrededor de seis meses, hasta principios de mayo de 2018. Pero la reescritura posterior se alargó aún más en el tiempo. No fue hasta julio o agosto que tuve la versión final. Unas 220.000 palabras (unas pocas más). Desde entonces he escrito una veintena de cuentos y cuatro novelas más, aunque ninguna tan extensa como la primera. He contactado con algunas editoriales, con el primer manuscrito o con alguno de los otros, y las respuestas siempre han sido negativas o vagas, demasiado vagas e indefinidas. Yo no tengo tiempo para estar tratando de convencer a editores que publican basura, de modo que por el momento he optado por otros caminos.

En realidad los personajes y la idea de ‘La descendencia’ me llevan acompañando muchos años. Recuerdo que cuando iba al instituto ya pensaba en ellos, y la idea del título definitivo me llegó cuando estaba estudiando en la universidad. En muchas ocasiones me puse con la redacción, pero una y otra vez, al cabo de semanas, o días, me daba por vencido. No encontraba el tono, ni el ritmo, ni mi estilo, ni nada… Llegué a pensar que sería imposible terminarla, y que en caso de hacerlo, la novela sería una tontería, y desde luego no sería literatura. Ni siquiera sería un libro que mereciese la pena leer. Es muy duro escribir y destruir, escribir y destruir, pero ahora me doy cuenta de que era necesario hacerlo. De que la única forma de encontrar lo que quería hacer era precisamente esa: escribiendo y destruyendo, armando diez o doce páginas y borrándolas después. Todavía hoy me encuentro por ahí cuadernos o documentos de word (o algún programa similar) con capítulos sueltos, o con la historia de los personajes.

Todo eso era necesario. Pero yo no lo sabía. Yo sólo me desesperaba. Y desesperarse está bien. La esperanza está sobrevalorada. Sólo conseguí avanzar de verdad cuando dejé de preocuparme por las expectativas mías o de cualquier otra persona, cuando simplemente le cogí el gusto a la historia, cuando comprendí a los personajes y me apropié del hábito de escribir todos los días, sin pausa, de lunes a domingo, del 1 del mes al 31, fiestas o cumpleaños o días libres o incluso momentos de debilidad física. No hay excusa para no teclear. Cuando por fin la terminé, en mayo de 2018, me sentía eufórico y al mismo tiempo vacío. La escritura fue un gran aprendizaje.

La génesis de la novela

El origen de esta novela proviene de mis miedos y mis fantasías (en respuesta a esos miedos) infantiles. Yo soy bien consciente de eso. A ese núcleo esencial fui añadiendo la experiencia vital de unos cuantos años de vida, la gente que iba conociendo, las vicisitudes de mi vida. Creo que no se puede escribir con tanta pasión desde el amor o la luz. Se escribe con mucha más intensidad desde los miedos o la oscuridad. En mi caso desde mi miedo cerval a las polillas, que utilicé para la primera parte de la novela, como disparador de la trama. Estos diminutos animales no me causan pánico… no huyo despavorido cuando veo varias a lo lejos o alguna se cuela por la ventana del dormitorio. Es algo muy distinto. Es al observarlas largo rato, al tenerlas conmigo en la habitación un tiempo prolongado, cuando mi miedo empieza a crecer hasta convertirse en algo paralizador. No pretendo entenderlo ni curarlo. Es una cosa que sucede, y no hay que darle más vueltas. Esto fue determinante en las primeras cincuenta o sesenta mil palabras de la novela.

A partir de ahí lo que me propuse fue escribir la aventura total. Un survival extremo, sin coartadas, sin límites. Estoy cansado de leer pseudo novelas o de ver películas de aventuras en las que no sólo no hay aventuras, sino que tratan al lector/espectador como si fuera idiota. La aventura es algo mucho más serio de lo que parece, y como escritor quiero demostrarlo, pero no es lo único que pretendo escribir en mi vida.

En el caso de ‘La descendencia’ me propuse, y creo que lo conseguí, conseguir un relato de gran voltaje emocional y físico, que constituyera una experiencia poderosa para el lector, y una historia absolutamente impredecible, en la que la acción, el terror, el suspense y la fantasía oscura fueran de la mano. Aún más: en el tercio final me puse como objetivo no darle tregua al lector, aunque por supuesto hay momentos de descanso, pues sólo un mal escritor y una persona muy poco inteligente (y de esos hay unos cuantos) apabullaría al receptor con eventos de gran voltaje sin dejarle algunos momentos de descanso. De momento los que la han leído han quedado muy satisfechos con ella. Y yo también lo estoy, pese a que no puse en ella todo lo que hubiera querido. Pero eso es lo de menos, porque el mundo en que transcurre es un mundo propio al que pienso volver una y otra vez.

Dada la lentitud en la respuesta de muchas editoriales, y el silencio de la mayoría de ellas (no porque la novela no valga la pena sino porque soy un completo desconocido) la he publicado en Amazon hace pocos días, después de una revisión exhaustiva y de algunos pequeños cambios. De momento está disponible en Kindle por un poquito más de 4€. Es decir, casi regalada. Y dentro de algún tiempo estará también en papel, pero por un poco más de 17€. No es barato, pero dada su extensión, no me permiten bajarle mucho más el precio. Tanto en Kindle (para leerlo es tan fácil como bajarse la aplicación y darse de alta en amazon) como en papel (estará disponible dentro de algunas semanas en este segundo soporte), mi comisión es bajísima, de menos de un euro por ejemplar, por lo que puedo asegurar que no lo pongo a la venta en Amazon por dinero. Lo pongo en Amazon a cambio de algo de dinero para dar valor a mi trabajo. Si dentro de unos meses, o años, la novela la han leído 500 personas, a pesar de que a algunas de ellas no les haya gustado, me sentiré muy orgulloso e incluso agradecido por ello.

This entry was posted in Novelas.

7 comments on “LA DESCENDENCIA, en Amazon

  1. Adrián la verdad es que después de leerte me he sentido identificado contigo. Yo no soy escritor de novelas o relatos como tú, sin embargo, he escrito guiones de cine en su mayoría orientado a ser corto o medio metrajes y he tenido esa misma sensación al pensar que escribes y creas algo pero luego lo destruyes por no considerarlo lo suficientemente bueno, aunque lo curioso es que cuando un servidor acude a plataformas como Amazon Prime o Netflix puede verse autentico cine bizarro donde uno llega a plantearse que si con unos guiones insulsos se ruedan películas, en su mayoría, mediocres, ¿por qué el trabajo de uno mismo no va a estar a la altura de lo que uno espera?. Se que no viviré de ello y en realidad en la actualidad es un mero pasatiempo donde, como tú, he adquirido el noble arte de escribir todos los días, con un considerable efecto terapéutico pues la lectura, así como el cine, te permiten evadirte y contar historias donde la gente se pueda sentir identificado.

    La verdad es que estoy leyendo en mis ratos libres tus anotaciones, críticas y relatos y la verdad es que compraré tu libro pero no creo que lo haga en formato electrónico pues yo siempre he preferido acomodarme en cualquier lugar y leer un buen libro, así tocará esperar un poco a poder pillarlo por Amazon o tienda física. Seguro que será una historia digna de leer.

    Una pena que las editoriales no den oportunidades a personas que tienen buenas ideas y las quieren llevar a cabo. En tu caso, creo has sido valiente al hacerlo de esta manera. Te felicito.

    Un saludo

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola otra vez, Iván

      No sé si a escribir todos los días lo llamaría noble arte, pero bueno… Pues sigue escribiendo, eso nadie te lo puede quitar.

      Muchas gracias por tener siquiera la intención de comprar mi novela. Si finalmente lo haces, por favor avísame y cuando la leas dime qué te parece.

      Y muchas gracias por tus palabras.

      Un saludo afectuoso

      Le gusta a 1 persona

      1. Adrián, como te dije, mi intención es adquirirla lo que, prefiero esperar al formato físico que, aunque tenga un coste inferior, no se refleja el trabajo del autor, así que cuenta con que compre el libro. Una pena tener que esperar pero seguro que merecerá la pena dado que por otro lado, he podido leer la muestra previa que tienes en tu página y la verdad es que me recuerda en algún capítulo al World War Z de Max Brooks, aunque tengo la sensación de que tu novela me sorprenderá

        Hacia tiempo que no adquiría o tenia la intención de adquirir una novela de ficción. De hecho, la última vez fue del gran maestro del terror, Stephen King. Desde que la tenga se lo hará saber

        Un saludo

        Le gusta a 1 persona

      2. Bueno, genial entonces. Ya avisaré a los cuatro vientos cuando esté disponible.

        Un saludo!

        Me gusta

  2. JJ dice:

    Hola Adrián, espero que vaya todo bien en este inicio de 2021.

    Pasaba por aquí para decirte que justo acabo de adquirir la novela en formato físico. Estoy deseando ver qué mundo has creado y cómo se desenvuelven tus personajes en él. En cuanto la termine te comento.

    ¡Un saludo!

    Le gusta a 2 personas

    1. Hola, JJ. ¡Muchas gracias por comprarla, y además en formato físico, que es bastante más cara! Espero que te convenza o por lo menos que su lectura te proporcione una experiencia satisfactoria.

      Un abrazo!

      Le gusta a 2 personas

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: