El cañón del revólver (IX)

4 comentarios

Hace ya bastante tiempo, desde luego bastantes meses y bastantes años, que proliferan por las televisiones privadas las reporteras guapas y bien vestidas… no solamente guapas, sino bastante sensuales, con pelo largo, vestidos estupendos y taconazos, incluso para presentar el tiempo. Y yo me pregunto: ¿cómo es que las feministas y demás grupos que llevan a cabo una más que necesaria y justa lucha por la igualdad de las mujeres y en contra de su cosificación, que ya incluso estaban por prohibir las marquesinas en las que saliese una chica guapa en bikini, no han puesto el grito en el cielo y han exigido que esto deje de suceder? Porque, insisto, llevamos bastantes años así. En televisión española no tanto, pero en otras cadenas, la que presenta el telediario, la que hace un reportaje sobre el tiempo en los Pirineos y la entrevista a la figura mediática de turno es muy difícil que no sea una chica o una mujer de muy buen ver, que dudo que sean mejores periodistas que la que tienen una aspecto físico menos atractivo. Raro es, desde luego, y no les deja en buen lugar, ni a las cadenas televisivas, ni a los que luchan por la igualdad.

De una proliferación a una ausencia que me ha llamado la atención desde el principio de los tiempos: ¿por qué en los cd’s de bandas sonoras de películas que te comprabas antes en la Fnac y en los que escuchas ahora en Spotify suele faltar, precisamente, ese tema que sabes que está en la película (¡porque lo has oído!) o incluso ese corte, en el caso de ser una partitura musical escrita por Wiliams, Morricone o cualquiera de estos, que a ti te encanta y que era la razón primordial por la que comprabas el cd o por lo que ahora te pones con ese disco en tu equipo? Es incomprensible. Es más, en algunos casos, incluyen cortes o canciones que no están en la película, o que a lo mejor estaban en su versión inicial que luego retiraron de montaje, o lo que sea. Deberían explicar estas ausencias, porque a lo mejor esa es la razón por la que quisieras escuchar o comprarte ese disco en primer lugar. O que no digan “esta es la música de la película”, o de la serie, que digan simplemente: “esto es algo de la música de la película… y si no está precisamente la canción que tú querías y que no encuentras en ningún otro sitio, sencillamente te jodes”.

La asociación española de críticos literarios (la AECL) ha decidido dar el premio de la crítica a ‘Línea de fuego’, publicada el año pasado por Alfaguara y escrita, por supuesto, por Arturo Pérez-Reverte. Se lo ha dado (según me dice mi colega JJ, que vive en Cartagena, ciudad natal del ínclito novelista, estaba cantado que así iba a ser) aludiendo que esa novela es “la ‘Ilíada’ del siglo XXI”… y se han quedado tan anchos. La última novela de un glorificado escritor de novelas históricas es comparable al texto que funda la literatura occidental. Hale. Y yo digo que este buen hombre algo de responsabilidad tendrá en ser un novelista bastante justito (por decir algo suave), pero los críticos literarios españoles la tienen toda en hacer el más espantoso de los ridículos premiando un best-seller como la mejor novela del año y de compararla con uno de los textos fundacionales de la narrativa grecolatina. Pero, oye, ya deberíamos estar acostumbrados a estos dislates. Lo mejor de todo es el pasotismo del autor, que ni siquiera lo ha mencionado en su Twitter ni ha dicho gran cosa al respecto en los medios. Lo que para otro autor habría sido un gran honor (…bueno, dependiendo del nivel de la crítica literaria), para este señor es una anécdota más. ¡Bravo!

Al igual que sucede con ‘Bram Stoker’s Dracula’, muchos nos pasamos la vida “defendiendo” ‘El padrino, parte III’, como si realmente hiciera falta defenderla, aunque en realidad es un verdadero placer hacerlo, y es que el mundo se divide en dos: los que equivocadamente piensan que es un filme muy menor o incluso nefasto, y los que acertadamente pensamos, pese a ser una franca minoría, que es mucho más que un digno final de la más excelsa trilogía de la historia del cine, y que es un filme muy superior a los numerosos títulos que, precisamente, esa gran mayoría defiende sin ningún rubor. Ángel Fdez-Santos escribió sobre ella que se trataba de una obra de incalculable audacia e inteligencia y que estaba resuelta en las cercanías de la perfección, y por una vez no se equivocó. En efecto, es ‘El padrino, parte III’ un compendio de audacia e inteligencia como pocas veces se ha visto en cine, y una verdadera confesión y catarsis íntima en forma de película (por mucho que el bueno de Bracero, por ejemplo, niegue cualquier bondad a esta obra maestra…), que en su nuevo montaje, estrenado hace pocos meses, ya es el colmo de la perfección, pese a que se siga mirando de reojo las dos “intocables” primeras películas de la trilogía, aunque se quiera escarbar con torpeza en sus defectos o zonas grises. Y es que llegar a estas alturas es muy difícil, casi imposible, pero sus detractores pueden seguir quedándose con sus Bravehearts, sus Matrixes, sus Crashes, sus Listas de Schindlers, con exquisiteces de la Nouvelle Vague o con lo que les da la gana, que así hablan más de ellos mismos que de esta extraordinaria creación cinematográfica.

Pues yo estoy de acuerdo en que se vacune a los jugadores de la selección española de fútbol en la Eurocopa. De hecho, cuando ha empezado todo este jaleo, yo daba por hecho que estarían todos vacunados, del mismo modo que daba por hecho que todos los deportistas (miles) que van a ir a los JJOO estarían también vacunados. Ingenuo que es uno, pero si esta gente va a asistir a un importante evento internacional en el que van a interactuar entre todos, si estos eventos ya están aprobados y han de celebrarse porque hay muchos intereses en riesgo, entonces no veo ninguna razón por la que no se les tenga que vacunar. Otra cosa sería que estuviéramos en el principio de la vacunación, y hubiera mucha gente de riesgo esperando. Pero ancianos y la mayoría de profesiones importantes ya han sido vacunados, y ya hay vacunas para todos. ¿Por qué ellos no? Y en caso de que no se les quiera vacunar, pues no se celebra la Eurocopa, ni los Juegos, ni nada. Seré un lelo, pero para mí esto es de estricto sentido común.

Último disparo: estoy un poco cansado… bueno, lo voy a decir: estoy hasta los huevos de que tanto buenista y tanto supuesto intelectual, o escritor, o periodista, o amo de casa, o camionera, o juez, o quien sea, repita hasta la saciedad que para que reine la concordia debe quedar claro que en la Guerra Civil no hubo buenos ni malos, sino que todos eran hermanos y españoles y que hablar de buenos y malos es una simplificación de lo que allí hubo, porque a fin de cuentas los rojos eran tan malos como los militares sublevados, y todos eran igual de malos, o igual de buenos o yo qué sé ya… Me pregunto si todos estos dirían lo mismo respecto a la II Guerra Mundial. Es decir, que los nazis no eran los malos y los aliados los buenos, sino que allí no había ni buenos ni malos, porque todos eran seres humanos, y para encontrar la concordia… ¿A que no lo dirían? Entonces… ¿por qué lo dicen de la Guerra Civil Española? Y si lo dicen de la Guerra Civil Española… ¿no será por algo en concreto? Ojalá lo entendiera todo el mundo de una vez y para siempre: lo que tuvo lugar no fue una lucha fratricida entre hermanos. No. Lo que tuvo lugar allí fue un golpe de estado de una panda de fascistas contra un gobierno LEGÍTIMO. Imperfecto, sí, como tantos otros, pero salido de las urnas. Un golpe de estado perpetrado por una panda de fascistas que instalaron una dictadura tras una sangrienta guerra de tres años que duró varias décadas y cuyas consecuencias todavía colean… guerra en la que por cierto llevaron a cabo asesinatos sistemáticos de comunistas y republicanos (es decir, un genocidio). Tratar de igualar a los del otro bando, los LEGÍTIMOS, diciendo que ellos también mataron de manera cruel a los FASCISTAS, es no solamente perverso, también responde a oscuros intereses. Por supuesto que los todos los combatientes eran personas. Mi propio abuelo luchó del lado equivocado. Pero lamentablemente unos lucharon por una causa fascista y otros lucharon por la república. Y no hay concordia posible con los que quieren establecer dictaduras, por mucho que sus nietos y bisnietos se ofendan. Que se ofendan si quieren… ¿eso cambia en algo lo que acabo de decir?

Plural: 4 comentarios en “El cañón del revólver (IX)”

  1. En todo de acuerdo, vacunas incluidas, es curioso que les den premios a los que criticamos, el siguiente jurado premiador igual se lo da al Jurado “escritor”, igual nos están vigilando, bueno a tí, a mi hace tiempo que me vigilaron hasta que se hartaron, jajaja. Por cierto y hablando de la guerra “incivil” os pongo un link a una entrevista al ya fallecido Antonio García Trevijano, profesor un poquitín locatis pero que decía cosas no exentas de verdad y a veces muy originales que nos sirven como herramientas para conocer mejor a nuestro querido país.
    Antonio García Trevijano: https://www.youtube.com/watch?v=RwP83tJ-FAs&t=233s

    Le gusta a 1 persona

      1. Bueno es de cajón que deben de vacunarlos, pero bueno como se hace polémica de todo con tal de desgastar a este gobierno que siendo malo, que lo es, no deja de ser mejor que la alternativa fascista y muy corrupta que se nos ofrece a los españoles como si tuviésemos que soportar un castigo secular, digamos que hoy por hoy tenemos un mal menor, y por tanto alegría y mascarilla, jajajaja

        Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s