El cañón del revólver (XVII)

Todavía algunos se sorprenden de que Pablo Casado acuda a una misa en honor al generalísimo y a Primo de Rivera. Lo sorprendente no es eso, tampoco que algunos voten o quieran votar al político más inepto e irrelevante de la historia de España. Para mí, lo realmente sorprendente es que algunos no se enteren o no quieran enterarse de quienes son los del PP (y por extensión los de Ciudadanos y Vox, que son PP2 y PP3, versión light y versión ultra respectivamente). Pareciera que haya que hacerles un dibujo. Son partidos franquistas y fa5ci5ta5, pura y simplemente, y si no salen del armario es como tantos otros políticos que son racistas, u homófobos, o supremacistas: porque no pueden. De momento.

Se nos viene encima una crisis energética sin precedentes. Ya tardaba en llegar. Que lo haya hecho justo después de la crisis epidemiológica del Covid retrata a las sociedades industrializadas casi como ninguna otra cosa. Ahora resulta que no hay luz ni gas para todos. Es mentira. Es otra mentira más que nos tenemos que tragar, y que desde luego no podemos aceptar. En este inmenso y sádico juego de ajedrez que es la geopolítica mundial algunos quieren jugar a los dados y a la ruleta rusa al mismo tiempo. Empiezo a pensar que el siglo XXI será el siglo definitivo: o conseguimos hacer entre todos un mundo más justo, o nos vamos todos al carajo de una puñetera vez.

Tengo que escribir más a fondo sobre esto, pero empiezo a estar aburrido de todo eso de la inclusividad en las películas o en las series, que hace el ridículo todavía con mayor fuerza que esa escena final de las chicas apoyándose unas a otras en el final de la bochornosa ‘Endgame’. Tenemos a una Ana Bolena negra, y tenemos a un hada madrina gay y negro en la nueva versión de ‘La cenicienta’, todo esto para dar más visibilidad al colectivo negro de Estados Unidos. Los negros deberían rechazar esto de manera rotunda. No hay que meter negros en historias con calzador, sino simplemente contar historias de negros. Tan fácil como eso. No creo que se pueda hacer de otra forma…

Viendo la magnífica ‘Succession’ (ya vamos por la tercera temporada) me reafirmo: Estados Unidos es un circo. Demasiado poder, demasiado dinero, demasiados intereses, corruptelas, hipocresías, alianzas nefastas, concupiscencia entre medios de comunicación y políticos… No es la mejor serie de HBO (aunque desde luego pretende serlo), pero pasma que esta cadena haya hecho quizá la radiografía más feroz sobre el poder de los medios, sobre la sordidez que personifican en un mundo cada vez más hipertrofiado, más desquiciado, en una sociedad tan feroz y depredadora como la estadounidense. Y son precisamente los de HBO (la Arcadia televisiva para muchos) los que tienen que conocer al dedillo cómo funcionan estos deplorables tejemanejes corporativos.

Yo creo que muchos ya estamos hartos de esos anuncios buenrollistas que promocionan cerveza, o coches, o lo que sea, y que dan una imagen de felicidad y de vidas perfectas, y de amor y de unicornios y arcoiris. Anuncios que ahora, «en plena época navideña», se multiplican por tierra, mar y aire. Pero me consta que la gente (no toda, pero cada vez más) no tolera que le mientan a la cara y le cuenten historietas. La gente, paradójicamente, quiere que incluso los anuncios sean honestos, o por lo menos que no cuenten mentiras tan descaradas. Es un comienzo.

Último disparo de este revólver: resulta que algunos científicos están hablando en serio sobre una futura terraformación de Marte, como ocurría en la por otra parte bastante floja ‘Total Recall’ (Verhoeven, 1990). Lo explica de manera inmejorable Jose Manuel Nieves en este artículo. Sería alucinante que tal cosa pudiera ser una realidad en un futuro, pero teniendo en cuenta que Marte es tan pequeño y está tan cerca de la Tierra, no es difícil imaginar otra roca esférica y azul girando alrededor del sol, como una hermana pequeña a la Tierra, también superpoblada de seres humanos, con los mismos problemas y las mismas injusticias que en este planeta, pero además sin fauna autóctona, casi un experimento sociológico en el que poder ver, desde fuera, que en muchos sentidos el ser humano no es más que un virus, y que nuestra existencia no añade más que caos al universo.

15 comentarios en “El cañón del revólver (XVII)

  1. Vincular a Casado con el franquismo por entrar en la misma iglesia donde unos tipos rezaban una oración por Franco, equivale a vincular a Unidas Podemos con la tanqueta de Cádiz porque en el blindaje del vehículo pone “UP”

    Me gusta

      1. Muy bien, usted no vincula a Pablo Casado con el franquismo. Entiendo que el primer disparo se trata de una errata… o una invitación a considerar que Pedro Sánchez se auto vincula con el ku klux klan, por el famoso vídeo donde se le ve limpiarse la mano tras estrechársela a una persona de color.

        Me gusta

  2. Y digo yo una persona como Pedrito que va saludando sin parar a unos y a otros, si en un saludo le dan la mano sudada de un negro o de un mongol, incluso si la mano sudada fuese de un hidalgo español, mucho español, debe intentar secársela para no pasarle el sudor al siguiente al que estreche la mano, salvo que el siguiente fuera otro negro claro lo cual no era previsible, ahora con el Covid se terminó el problema, por lo que una vez mas se demuestra que no hay mal que por bien no venga.
    Por comentar también del tema de la misa en honor del dictador, me queda claro que Casado no tiene vista de águila, debe ir al óptico porque haberla la había y bien gorda posada sobre la bandera.

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, pero ya sabes: las coincidencias ocurren y Casado tiene muy mala suerte. Es como esa esposa que no es que sea adúltera, es que tiene la mala suerte de resbalar y de caer en la cama de otro… o como esa tanqueta de UIP, que no es que sean las siglas de Unidad de Intervención Policial, sino las de Unidas «ijasdeputa» Podemos

      Le gusta a 1 persona

  3. ¿Despreciable? ¿Pedro Sánchez? Si ideológica y políticamente es un fosfeno, como lo llamaba Escohotado. Lo despreciable en todo caso es vender la mercancía averiada del franquismo de Pablo Casado y pretender que la compremos como si se tratara de algo valioso. Anda que su partido y el propio Casado no tendrán cualidades negativas que criticar, antes que inventarnos cuentos de brujas más propios de eldiario.es. De ahí los ejemplos de la tanqueta o el chico de color con la mano sudada.

    Le gusta a 1 persona

  4. Casado es el de las guerras del abuelo no? El de la carrera acortada y comprimida por el Juez Arnaldo y el que le arregló lo del caballo de Gadafi a Jose Mari, realmente es bobo de remate y hay mucho para criticarle pero ya se encargan Cayetana e Isabel de hacerlo, lo de meterse en un homenaje al «Caudillo» ha sido una equivocación que a un bobo le puede pasar fácilmente, y ahora que Dexter recuerda a Escohotado fallecido hace pocos días me entristece pensar en el elevado grado de deterioro que había acumulado, hacernos mayores es un mal rollo y Pedro Sánchez por supuesto es un oportunista, pero si lo comparamos con la mayoría de políticos que tenemos en la actualidad podría pasar por un genio, veleta como el solo pero genio al fin y al cabo y encima es alto y guapo, jajajaja

    Le gusta a 1 persona

  5. Mr. Massanet: no tiene importancia. Pablo Casado es franquista. VOX, Ciudadanos y cuantos partidos osen erigirse alternativa a la izquierda gobernante, también lo son. Fuera de la zona de confort ideológico se pasa mucho frío, y yo quiero que usted sea feliz.

    Mr. Futbolín: en efecto, Casado representa perfectamente a la derecha actual, de transición y sin rumbo claro, sin liderazgo. Cogió las riendas del partido porque la nefasta Soraya se las dejó en bandeja de plata y, con el tiempo, se han ido revelando sus carencias. Casado no tiene hechuras para unificar el centro derecha, y eso lo saben hasta los tontos, sean o no antifranquistas en diferido. Por otra parte, también estoy de acuerdo con usted en que la última obra de Escohotado, Los enemigos del comercio, es un cúmulo de patrañas a mayor gloria del libre mercado anglosajón. Veremos si su denostado Sánchez acaba resultando el Adolfo Suárez del siglo XXI o, como lo calificó el finado filósofo, se queda en alto y guapo fosfeno que se volatiliza de la retina en cuanto esta recupera su enfoque…

    Por cierto, yo a usted le he entendido perfectamente, y me consta que mis comentarios le han resultado hasta ahora igualmente legibles. Esperemos que Adrián recupere pronto la comprensión lectora, por el bien del blog.

    Me gusta

    1. Por supuesto, tiene usted razón.

      No sé si está familiarizado con todo tipo de falacias, pero en un solo párrafo ha incurrido en cuatro, y en tres párrafos en ocho. Debe ser una marca de los que no están acostumbrados a discutir con los que no son de su «confort ideológico».

      Presuponer que se les llama franquistas o fascistas a los que no opinan como nosotros, es mucha tela. Se parece a eso que hacíamos de pequeños: rebota, rebota y en tu culo explota ¿le suena?

      Casado no representa a nada. No tiene carencias, es una carencia. No quiere unificar el centro derecha, quiere conseguir el poder para seguir haciendo lo único que sabe hacer la derecha en este país: acabar con lo público, destrozar la diversidad cultural española, seguir robando sin que nadie pueda echarles el guante.

      Que tenemos la derecha más inepta y destructiva de Europa sí que lo saben hasta los tontos. Otra cosa muy distinta es que estén dispuestos a reconocerlo y a dejar de votarles.

      Le gusta a 1 persona

  6. ¿Lo ve? No es necesario recurrir a propaganda negro-franquista para poner a la actual derecha española de chupa de domine. Y seguramente se merezca todos esos reproches, aunque la actual izquierda tampoco sea una garantía de casi nada. Ni siquiera de mantener lo público tal y como lo conocemos.

    Sobre otras derechas europeas, me remito al segundo disparo. Y es que en todas partes cuecen habas: el Frente Nacional de Le Pen, el modelo malthusiano de lucha contra el covid del chiflado de Boris Johnson, Salvini, Polonia, Hungría… y cuanto menos hablemos de Alemania, mejor. Ya dijo usted todo lo que había que decir en el excelente post “Alemania y la libertad”.

    Un saludo, y disculpe si mi vehemencia en la defensa de Casado (que por otra parte es un tipo que ni me va ni me viene) le ha resultado molesta.

    Me gusta

Responder a Aurelio Cañizares D. Cancelar la respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s