ARTÍCULOS, CINE

Definición de Cine: El Movimiento

Arriesgué el otro día una definición de Literatura. Hoy voy a hacer lo mismo con el Cine.

El cine es, en primer lugar, luz y sonido. El cine mudo era cine, por supuesto, y a veces de mayores kilates que el que se ha hecho en décadas posteriores (como por ejemplo el mal llamado cine «clásico» estadounidense), pero las imágenes y los sonidos unidos, entrelazados, son el Cine auténtico. En caso contrario el Cine habría continuado siendo mudo.

El cine después es tiempo. Como la Literatura, y aún más como la Música, el Cine es un arte narrativo, en la mayoría de las ocasiones… incluso cuando carece de vocación narrativa tiene mucho de narrativo. Y lo narrativo participa del tiempo como elemento fundamental.

Sin embargo aún más que la Literatura o que la propia Música, el Cine opera con realidades. Cuando en una película se encuadra una calle, es un calle. Cuando sale una persona caminando por esa calle, es una persona. Por eso en el Cine el tiempo se percibe como un elemento más real que en Música o Literatura.

Ahora bien, para que haya tiempo contenido en las imágenes hace falta movimiento. El movimiento es lo que da vida a una película. El cine trabaja con realidades, nada más real que la vida en movimiento, y nada menos cinematográfico que el estatismo de una puesta en escena teatral.

Se dice que el Cine es una mezcla de otras artes. Esto es una percepción bastante discutible de aquellos que deberían saber que cada arte posee una especificidad propia, que no comparte con otras artes. Ninguna otra arte, ni siquiera la literatura, posee imágenes y sonido en movimiento con el objetivo de capturar el tiempo

Se equivocan los que dicen, insistiendo en redes sociales (personas como Bracero y otros como él) que el verdadero Cine es aquel que te habla con un lenguaje sintético o analítico. El Cine ha de conseguir lo que la literatura: crear una segunda realidad. Haciéndolo con trucos tales como un espejo roto que simboliza una relación en ruptura, o con elementos distorsionados del encuadre para dar lugar a otra cosa, diluye la fuer del cine, porque…

El Cine no es pintura, ni fotografía, ni cómic en movimiento. El cine tiene más que ver con la música, en su búsqueda de armonía, de ritmo, de energía de vida…

El Cine no es un lenguaje del mismo modo que la Literatura no es un lenguaje. Filosóficamente hablando puede ser un lenguaje, pero los estructuralistas, los que creen que el Cine es un conjunto de técnicas narrativas, creen que todo es lenguaje, pero el lenguaje no es un fin, es un medio.

Para lograr su verdadera especificidad el Cine posee dos herramientas por encima de cualesquiera otras: el montaje y la dirección de actores, que no se parece en nada a la dirección de actores teatral.

En el Cine el director es el autor del mismo modo que en Literatura lo es el novelista o poeta, pero en el Cine el autor se ve rodeado de otros cineastas, como el director de fotografía, el director de arte, el montador o el jefe de sonido, que han de sumarse a la visión del autor…

Por ello podemos hablar de que el Cine es al mismo tiempo un arte colectivo y un arte dictatorial.

Para terminar el cine es en definitiva, un trozo de vida, no un trozo de pastel como diría Hitchcock. El cine comparte con la literatura la obligación de ser racional, de desengañar al espectador para ser verdaderamente grande.

Estándar

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s