ARTÍCULOS, CINE

Las 15 películas más inolvidables de la Hª del Cine

Bueno, voy a intentarlo de nuevo… Ya no sé cuántas listas hay en estas páginas mías, o si sirven para algo, pero aquí va una más, y de nuevo tratando de elegir lo mejor, o lo más memorable, o lo más… algo…

Creo que lo mejor, a la hora de elegir los 15 filmes más importantes –he puesto quince por poner una cifra que no sean los limitadores diez de siempre, pero tampoco los excesivos veinte– es dejarse de intentar estrujarse las neuronas de cuáles serían las mejores desde un punto de vista meramente poético, o estético, incluso estructural. Es mejor, ahora lo creo, elegir 15 que sean los más memorables, los más inolvidables, esos que supongan un herida mayor al espectador. Y sin dejar de albergar una enorme perfección formal, un riesgo absoluto en su concepción y puesta en escena. Y creo que los tengo.

Todo esto sabiendo que toda lista es un brindis al sol, tal como decía Antonio José Navarro, y que mañana por la tarde puedo volver a alterar algún título. Pero creo que empiezo a estar más seguro de algunas cosas. Al menos eso me está dando tanta lista, compendio y reflexión a todas horas.

Vamos a ver la dichosa lista:

Shoah

La primera de la lista tiene que ser la primera de todas. El gran documental histórico de todos los tiempos. En otras palabras: el gran documento del siglo XX. Si el cine se ha creado, es para dar luz a obras monumentales y espeluznantes como esta.

As I Was Moving Ahead Occasionally I Saw Brief Glimpses of Beauty

El único documental que, en lo monumental y en lo íntimo, puede competir con el de Lanzmann. Casi cinco horas de imágenes caseras que se convierten, por la mirada única de Mekas, en el documento de toda una vida.

I Am Not Your Negro

El tercer documental de esta lista es quizá el más lírico, el más literario, y al mismo tiempo el más visual, el más cinematográfico. La mirada de Raoul Peck y la voz y las letras de James Baldwin fusionadas en una única cosa. Sublime.

The Godfather Trilogy

Las considero una única gran obra de más de nueve horas. Inabarcable, inexpugnable y eterna. El cine estadounidense se hace adulto con ellas, y después de ellas, ya no cabe nada más en esa geografía, salvo tal vez la siguiente de la lista.

Apocalypse Now

El cine como viaje alucinante, como pesadilla estroboscópica, como aventura anímica. Jamás nadie filmó nada como esto, y posiblemente jamás nadie volverá a hacerlo. La Divina Comedia del cine.

Ran

Dudando entre ‘Dersu Uzala’, ‘Los siete samuráis’ y esta, pues las tres poseen un nivel arrasador, finalmente me quedo, siguiendo la lógica de esta lista, con la más violenta, sanguinaria y apocalíptica de las tres. Nadie filmó la miseria humana como Kurosawa en este filme.

Sanshô dayû

Y nadie filmó la dignidad humana, lo que queda de ella, como el simpar Mizoguchi en esta obra maestra de todos los tiempos. La desolación convertida en esperanza, la búsqueda de un hombre bueno en la marisma del egoísmo y la crueldad. Sencillamente excelsa.

Viridiana

Y siguiendo con esto, nadie filmó no ya la miseria, sino la crueldad y el cinismo como lo hizo Don Luis Buñuel, maestro de maestros, en su censurado regreso a España. Una última cena como esta es parada obligatoria en estas quince.

Mononoke-hime

Es este el filme más pesimista y violento de Miyazaki, y es también una joya imperecedera de la animación y de la aventura sin límites. Relato apocalíptico, de un extraño y vencedor lirismo, que te golpea en zonas de tu ser que ni siquiera sabías que existían.

Mad Max: Fury Road

La sencillez convertida en aventura y en redención. La representante australiana de esta lista es un prodigio visual, un portento de diseño y de dinamismo. La velocidad, el movimiento, la cinemática en estado puro.

Wo de fu qin mu qin

El relato más desgarrador de esta lista, sin ninguna duda, pues es una construcción perfecta en la que se funden pasado y presente, nostalgia y realismo. Un poema cinematográfico que aún no ha sido magnificado como merece.

Falstaff/Chimes at Midnight

No podía faltar el gran Welles en la cima de su carrera. Otro relato desgarrador, pero también lleno de vida, eléctrico en su puesta en escena, en su secuencia de batalla, en cada frase y cada mirada. Eterna.

Titanic

La eterna vilipendiada y destrozada. La poderosa y portentosa historia de cómo vivir con dignidad y cóm afrontar la muerte. El apocalipsis de un barco-metáfora de este mundo. Obra maestra de todos los tiempos.

La vie d’Adèle

Los celos sexuales, el deseo físico, la mirada, el sexo y el hambre, hechos cine. Jamás nadie filmó el enamoramiento y el desamor como Kechiche en esta pieza única de todos los tiempos.

Melancholia

Von Trier en su momento álgido: el más apocalíptico. El fin del mundo como catarsis personal, como resignación de una vida sin el menor sentido. Justo final de esta lista y posiblemente de la historia del cine.

Estándar
ARTÍCULOS, CINE

Yo también fui un hijo de los 80

Sí, de los píxeles y los neones, de la caída del telón de acero, de Jane Fonda saliendo en televisión haciendo gimnasia, de los musculazos del Arnold Schwarzenegger en su época de gloria y de la pelambrera de Sylvester Stallone tratando de retener la suya, de Conan y de Cobra, del puto ET y del puto Karate Kid. Todo eso que ahora se mira con una nostalgia exacerbada, que es objeto de debate y de reportajes, de documentales que apelan a la nostalgia (sin que haga ninguna falta, porque la gente ya tiene bastante, de homenajes en series y en programas de televisión. Los jodidos ochenta, que muchos han mitificado excesivamente sin darse cuenta de que los revolucionarios, los cruciales, fueron los setenta, y que esta década dominada por la era Reagan representó un bajón considerable, que a los espectadores se les tratara como a niños y que además lo agradeciesen. Pero así es la gente.

Escribo todo esto porque creo que es importante discernir entre aquello que nos gustaba de chavales (yo incluido, ojo) y lo que cuando uno va creciendo se va dando cuenta también de que gran parte de aquello que nos parecía maravilloso, «mágico», fantástico y chupi, ahora, con toda la razón del mundo, nos parece una basura sin paliativos. Porque hagamos un compendio de aquellos «años maravillosos» y nos daremos cuenta de que ni son para tanto, ni se puede hacer mitificación de nada (ciñéndonos al cine USA siempre). Me he tomado la molestia de hacer un compendio de las fechas de estreno (en Estados Unidos, como me ponga a buscar las españolas me pego un tiro) para que tanto el lector como yo mismo tengamos una visión más global de lo que se estrenó y cuando, con los títulos más emblemáticos, más ochenteros, los que todo el mundo recuerda, y quitando de la lista filmes más de autor, más de «arte y ensayo» como se decía antes, ciñéndonos a lo más popular, tanto de acción como de otros géneros.

Ahí va la lista:

1981
El 13 de febrero se estrena ‘American Pop’
El 12 de abril se estrenan ‘Excalibur’ y ‘The Howling’
El 12 de junio se estrena ‘Raiders of the Lost Ark’
El 10 de julio ‘Escape from New York’
El 24 de julio ‘Blow Out’
El 7 de agosto ‘Gallipolli’ y ‘Heavy Metal’
El 21 de agosto ‘An American Werewolf in London’
El 28 de agosto ‘Body Heat’
El 15 de octubre ‘The Evil Dead’
El 6 de noviembre ‘Time Bandits’

1982
El 14 de mayo se estrena ‘Conan the barbarian’
El 11 de junio ‘E.T. The extraterrestrial’
El 25 de junio se estrenan ‘Blade Runner’ y ‘The Thing’
El 22 de octubre ‘First Blood’ (…Rambo, para que no haya que buscarla…)
El 17 de diciembre ‘Dark Crystal’

1983
El 15 de mayo se estrena ‘Return of the Jedi’
El 3 de junio ‘WarGames’
El 29 de junio ‘Krull’
El 21 de octubre ‘The Rigth Sutff’ (…’Elegidos para la gloria’)
El 9 de diciembre ‘Christine’

1984
El 30 de marzo se estrena ‘Romancing the Stone’
El 23 de mayo ‘Indiana Jones and the Temple of Doom’
El 1 de junio ‘Streets of Fire’
El 8 de junio ‘Gremlins’, ‘Ghostbusters’ y ‘Top Secret!’
El 22 de junio ‘The Karate Kid’
El 20 de julio ‘The NeverEnding Story’
El 26 de octubre ‘The Terminator’
El 9 de noviembre ‘A Nightmare on Elm Street’
El 16 de noviembre ‘Missing in Action’ (sí, la de Chuck Norris)
El 5 de diciembre ‘Beverly Hills Cop’
El 14 de diciembre ‘Runaway y ‘Starman’

1985
El 8 de febrero se estrena ‘Witness’
El 15 de febrero ‘The Breakfast Club’
El 22 de marzo ‘The Last Dragon’
El 12 de abril ‘Ladyhawke’
El 19 de abril ‘The Company of Wolves’
El 22 de mayo ‘Rambo: First Blood Part II’
El 7 de junio ‘The Goonies’
El 3 de julio ‘Back to the Future’
El 10 de julio ‘Mad Max Beyond Thunderdome’
El 12 de julio ‘Explorers’ y ‘Silverado’
El 2 de agosto ‘Fright Night’
El 27 de septiembre ‘Invasion U.S.A.’
El 4 de octubre ‘Commando’
El 18 de octubre ‘Re-Animator’
El 22 de noviembre ‘King Solomon’s Mines’
El 4 de diciembre ‘Young Sherlock Holmes’
El 6 de diciembre ‘Runaway Train’
El 13 de dciembre ‘Legend’
El 20 de diciembre ‘Enemy Mine’

1986
El 14 de febrero se estrena ‘The Delta Force’
El 7 de marzo ‘Highlander’ (…sí: ‘Los inmortales’ de los huevos…)
El 9 de mayo ‘Short Circuit’
El 16 de mayo ‘Top Gun’
El 23 de mayo ‘Cobra’
El 27 de junio ‘Labyrinth’
El 2 de julio ‘Big Trouble in Little China’
El 18 de julio ‘Aliens’
El 1 de agosto ‘Flight of the Navigator’
El 8 de agosto ‘The Transformers: The Movie’
El 15 de agosto ‘The Fly’
El 22 de agosto ‘Stand By Me’
El 26 de septiembre ‘Crocodile Dundee’
El 12 de diciembre ‘The Golden Child’ y ‘Three Amigos’
El 19 de diciembre ‘Little Shop of Horrors’ y ‘Platoon’

1987
El 16 de enero se estrena ‘Wanted: Dead or Alive’
El 30 de enero ‘Alan Quatermain and the Lost City of Gold’
El 6 de marzo ‘Angel Heart’ y ‘Lethal Weapon’
El 13 de marzo ‘Evil Dead II’
El 12 de junio ‘Predator’ y ‘The Witches of Eastwick’
El 3 de julio ‘Innerspace’ (sííííí…. ‘El chip prodigioso’…)
El 17 de julio ‘Robocop’
El 7 de agosto ‘Masters of the Universe’
El 18 de septiembre ‘Hellraiser’
El 2 de octubre ‘Near Dark’
El 9 de octubre ‘The Princess Bride’
El 23 de octubre ‘Prince of Darkness’
El 13 de noviembre ‘The Running Man’

1988
El 30 de marzo se estrena ‘Beetlejuice’
El 20 de mayo ‘Willow’
El 22 de junio ‘Who framed Roger Rabbit’
El 17 de junio ‘Red Heat’ (la de Danko…)
El 29 de junio ‘Coming to America’ (…la de Zamunda)
El 15 de julio ‘Die Hard’
El 4 de noviembre ‘They Live’
El 9 de diciembre ‘Twins’
El 16 de diciembre ‘Rain Man’

1989
El 10 de marzo se estrena ‘The Adventures of Baron Munchausen’
El 20 de abril ‘Kickboxer’
El 24 de mayo ‘Indiana Jones and the Last Crusade’
El 23 de junio ‘Batman’
El 7 de julio ‘Lethal Weapon 2’
El 9 de agosto ‘The Abyss’
El 22 de septiembre ‘Black Rain’
El 13 de octubre ‘Look who’s Talking’
El 22 de noviembre ‘Back to the Future part II’
El 22 de diciembre ‘Tango & Cash’

1990
El 19 de enero se estrena ‘Braindead’ y ‘Tremors’
El 9 de febrero ‘Hard to Kill’
El 23 de febrero ‘Nightbreed’
El 2 de marzo ‘The Hunt for Red October’
El 23 de marzo ‘Pretty Woman’
El 30 de marzo ‘Teenage Mutant Ninja Turtles’
El 6 de abril ‘Cry Baby’
El 25 de mayo ‘Back to the Future part III’
El 1 de junio ‘Total Recall’
El 15 de junio ‘Dick Tracy’
El 4 de julio ‘Die Hard 2’
El 13 de julio ‘Ghost’
El 24 de agosto ‘Darkman’
El 19 de octubre ‘Night of the Living Dead’
El 16 de noviembre ‘Home Alone’
El 18 de noviembre ‘It’
El 30 de noviembre ‘Misery’
El 14 de diciembre ‘Edward Scissorhands’
El 21 de diciembre ‘Kindergarten Cop’

Si se fija uno bien, es como pasar de la inocencia de la niñez a la conciencia de un casi adulto. Al menos ese fue mi caso, y estoy seguro que el de muchos otros. Que me diga el lector de estas líneas cuántas de estas películas salvaría de la quema. ¿Un diez por ciento? ¿Un cinco? Claro, esto si el lector se ha despojado de su nostalgia y es capaz de tener un pensamiento crítico, ese que todo el mundo se presupone tener y que tengo la impresión de que tienen muy pocos. ¿Cuántas buenas películas de verdad?

Ha de llegar un momento en nuestra vida en que dejamos de buscar que el cine (y la literatura… y la música dicho sea de paso) deje de ser esa evasión, o ese recuerdo de nuestras sensaciones de infancia, y pase a ser otra cosa: un vehículo de auto-conocimiento, de cuestiones filosóficas y morales, un viaje estético y poético que poco tiene que ver con las diversiones de los niños, sino con las necesidades intelectuales de los adultos. Pero para eso hay que dejarse de juegos y tomarse las cosas en serio.

¿Cuántos filmes de esta lista de estrenos son realmente grandes? Alguno hay, desde luego…

Estándar
CINE

Las 100 mejores películas de la historia

Algunos no necesitamos ni Sight & Sound, ni Variety, ni nada de nada. Las 100 están muy claras, y salvo algunas lógicas variaciones que podemos tener todos, y ausencias justificables, y las reglas internas de cada lista, estarán todas (si se tiene un mínimo de sentido común) o casi todas, y serán listas confeccionadas con un mismo perfil.

En mi caso las reglas son las siguientes:

–Nada de mezclar diferentes cinematografías, ni géneros, ni soportes (mudo, animación, documental

–Se trata de incluir las obras maestras, las de mayor perfección, no las míticas, ni las famosas, ni las habituales… pero tampoco necesariamente las raras, ni las marginales. Sólo las de mayor complejidad, las más grandes, exigentes y perfectas.

–No es una lista cerrada, escrita en piedra. Podría ampliarse a 200 ó 300, pero si elegimos 100 debe ser una lista sólida, sin aristas.

Vamos allá con ellas:

Época Muda

Las 5 europeas:

Nosferatu, de F. W. Murnau (1922)
Napoleon, de Abel Gance (1927)
Metropolis, de Fritz Lang (1927)
La Passion de Jeanne d’Arc, de Carl Theodor Dreyer (1928)
Zemlya, de Aleksandr Dovzhenko (1930)

Las 5 estadounidenses:

The Birth of a Nation, de D. W. Griffith (1914)
Greed, de E.V. Stroheim (1924)
The General, de Buster Keaton (1926)
Sunrise, de F. W. Murnau (1927)
City Lights, de Charles Chaplin (1931)

Época Sonora

25 excepcionales obras maestras estadounidenses de ficción e imagen real:

Apocalypse Now, de F. F. Coppola (1979)
The Godfather Trilogía, de F. F. Coppola (1972-74-90)
The Conversation, de F. F. Coppola (1974)
Goodfellas, de Martin Scorsese (1990)
Taxi Driver, de Martin Scorsese (1976)
Touch of Evil, de Orson Welles (1958)
The Thin Red Line, de Terrence Malick (1998)
The New World, de Terrence Malick (2005)
Wild at Heart, de David Lynch (1990)
The Straight Story, de David Lynch (1999)
The Master, de Paul Thomas Anderson (2012)
Chinatown, de Roman Polanski (1974)
JFK, de Oliver Stone (1991)
The Terminator, de James Cameron (1984)
Titanic, de James Cameron (1997)
The Thing, de John Carpenter (1982)
Robocop, de Paul Verhoeven (1987)
The Silence of the Lambs, de Jonathan Demme (1991)
Eternal Sunshine of the Spotless Mind, de Michel Gondry (2004)
Gone with the Wind, de Victor Fleming (1939)
The Wild Bunch, de Sam Peckinpah (1946)
The Girl with the Dragon Tattoo, de David Fincher (2011)
Boyhood, de Richard Linklatker (2013)
Brokeback Mountain, de Ang Lee (1946)
It’s a Wonderful Life, de Frank Capra (1946)

25 excepcionales obras maestras europeas de ficción e imagen real:

Viridiana, de Luis Buñuel (1961)
Fanny Och Alexander, de Ingmar Bergman (1982)
Viskningar och rop, de Ingmar Bergman (1972)
Såsom i en spegel, de Ingmar Bergman (1961)
Plácido, de L. G. Berlanga (1961)
El verdugo, de L. G. Berlanga (1963)
Nostalghia, de Andrei Tarkovski (1983)
Zerkalo, de Andrei Tarkovski (1974)
El espíritu de la colmena, de Víctor Erice (1973)
Un condamné à mort s’est échappé, de Robert Bresson (1956)
Ordet, de Carl Theodor Dreyer (1954)
Vampyr, de Carl Theodor Dreyer (1932)
Au hasard Balthazar, de Robert Bresson (1966)
La vie d’Adèle, de Abdellatif Kechiche (2013)
La notte, de Michelangelo Antonioni (1961)
Melancholia, de Lars Von Trier (2011)
Breaking the Waves, de Lars Von Trier (1996)
Amarcord, de Federico Fellini (1973)
Chimes at Midnight/Falstaff, de Orson Welles (1966)
M, de Fritz Lang (1931)
Aguirre der Zorn Gottes, de Werner Herzog (1972)
Tess, de Roman Polanski (1979)
Lawrence of Arabia, de David Lean (1962)
Life of Brian, de Terry Jones (1979)
The LadyKillers, de Alexander Mackendrick (1955)

25 excepcionales obras maestras asiáticas de ficción e imagen real:

El intendente Sansho, de Kenji Mizoguchi (1954)
Cuentos de la luna pálida, de Kenji Mizoguchi (1953)
Vida de O-haru, mujer galante, de Kenji Mizoguchi (1952)
La historia del último crisantemo, de Kenji Mizoguchi (1939)
Los siete samuráis, de Akira Kurosawa (1954)
Dersu Uzala, de Akira Kurosawa (1975)
Ran, de Akira Kurosawa (1985)
Primavera tardía, de Yasujiro Ozu (1949)
Cuentos de Tokyo, de Yasukiro Ozu (1953)
Nader y Simin una separación, de Asghar Farhadi (2011)
El viajante, de Asghar Farhadi (2016)
In the Mood for Love, de Wong Kar-Wai (2001)
2046, de Wong Kar-Wai (2004)
Primavera verano otoño invierno… y primavera, de Kim Ki-Duk (2003)
El camino a casa, de Zhang Yimou (1999)
La casa de las dagas voladoras, de Zhang Yimou (2004)
Las flores de la guerra, de Zhang Yimou (2011)
Nubes dispersas, de Mikio Naruse (1967)
La voz de la montaña, de Mikio Naruse (1954)
La balada de Narayama, de Shohei Imamura (1983)
La anguila, de Shohei Imamura (1997)
El olor de la papaya verde, de Tran Anh Hung (1993)
Millium Mambo, de Hou Hsiao-Hsien (2003)
Un asunto de familia, de Hirokazu Koreeda (2018)
Onibaba, de Kaneto Shindô (1964)

8 obras maestras de animación:

Pesadilla antes de Navidad, de Henry Selick (1993)
Spider-Man: Into the Spider-Verse, de Bob Persichetti, Peter Ramsey, Rodney Rothman (2019)
La princesa Mononoke, de Hayao Miyazaki (1997)
Porco Rosso, de Hayao Miyazaki (1992)
El viaje de Chihiro, de Hayao Miyazaki (2001)
El ilusionista, de Sylvain Chomet (2010)
Bienvenidos a Belleville, de Sylvain Chomet (2003)
Cristal oscuro, de Jin Henson y Frank Oz (1982)

7 obras maestras del documental:

Shoah, de Claude Lanzmann (1985)
As I Was Moving Ahead Occasionally I Saw Brief Glimpses of Beauty, de Jonas Mekas (2004)
El sol del membrillo, de Victor Erice (1992)
Let’s Get Lost, de Bruce Webber (1988)
I am not your Negro, de Raoul Peck (2016)
Baraka, de Ron Fricke (1992)
Olympia, de Leni Riefenstahl (1938)

Estándar
ARTÍCULOS, CINE

Los 30 filmes esenciales de la Historia del Cine Europeo

Bueno, si ayer me atreví a dejar los 30 filmes esenciales de la Historia del Cine de EEUU, hoy bien puedo hacer lo mismo con el cine Europeo, bastante más variado, fascinante y complejo que el del otro lado del Atlántico en no pocos aspectos.

Aquí, eso sí, me cuesta elegir una como la más gigantesca de todas, pero aquí están, después de mucho borrar y rehacer, escribir y reescribir en unas cuantas resmas de papel:

Nosferatu (F. W. Murnau, 1922)
Napoleon (A. Gance, 1927)
Metropolis (F. Lang, 1927)
M (F. Lang, 1931)
Vampyr (C. T. Dreyer, 1932)
Journal d’un curé de campagne (R. Bresson, 1951)
Madame de… (M. Ophuls, 1953)
Ordet (C. T. Dreyer, 1955)
Un condamné à mort s’est échappé ou Le vent souffle où il veut (R. Bresson, 1956)
La aventura (M. Antonioni, 1960)
Viridiana (L. Buñuel, 1961)
La notte (M. Antonioni, 1961)
Plácido (L. García Berlanga, 1961)
Lawrence of Arabia (D. Lean, 1962)
Il Gattopardo (L. Visconti, 1963)
La battaglia di Algeri (G. Pontecorvo, 1966)
Viskningar och rop (I. Bergman, 1972)
Aguirre der Zorn Gottes (W. Herzog, 1972)
Amarcord (F. Fellini, 1973)
El espíritu de la colmena (V. Erice, 1973)
Stalker (A. Tarkovski, 1979)
Life of Brian (T. Jones, 1979)
Nostalghia (A. Tarkovski, 1983)
Shoah (C. Lanzmann, 1985)
Topio stin omichli (T. Angelopoulos, 1988)
Breaking The Waves (L. Von Trier, 1996)
Dancer in the Dark (L. Von Trier, 2000)
Melancholia (L Von Trier, 2011)
Amour (M. Haneke, 2012)
La vie d’Adèle – Chapitre 1 & 2 (A. Kechiche, 2013)

Volver a verlas es algo más que un placer (o displacer en algunos casos…), es constatar que el Cine puede ser una Bella Arte igual que la Literatura o que la Música…

Estándar
ARTÍCULOS, CINE

Los 30 filmes esenciales de la Historia del Cine de EEUU

Otro día, si todo va bien y no nos vamos al carajo, pondré aquí las que considero esenciales de la historia del Cine europeo. Pero de momento vamos con esta primera lista, una de esas por las que algunos jamás tomarán en serio lo que yo diga o escriba, pero aunque algunos títulos parezcan arbitrarios realmente reflexiono a fondo, comparo títulos, busco la forma de organizar el compendio más homogéneo y más perfecto, en el que se aúnen importancia, influencia y grandeza intrínseca de las obras citadas. Treinta es un buen número así que vamos a por ello (en negrita, la más grande de todas):

The Birth of a Nation (D. W. Griffith, 1915)
It’s a Wonderful Life (F. Capra, 1946)
Touch of Evil (O. Welles, 1958)
Faces (J. Cassavetes, 1968)
Rosemary’s Baby (R. Polanski, 1968)
The Godfather (F. F. Coppola, 1972)
Pat Garrett & Billy the Kid (S. Peckinpah, 1973)
The Conversation (F. F. Coppola, 1974)
The Godfather Part II (F. F. Coppola, 1974)
Chinatown (R. Polanski, 1974)
Taxi Driver (M. Scorsese, 1976)
Apocalypse Now (F. F. Coppola, 1979)
The Thing (J. Carpenter, 1982)
The Terminator (J. Cameron 1984)
Aliens (J. Cameron 1986)
Robocop (P. Verhoeven, 1987)
Die Hard (J. McTiernan, 1988)
Goodfellas (M. Scorsese, 1990)
Wild at Heart (D. Lynch, 1990)
The Godfather Part III (F. F. Coppola, 1990)
JFK (O. Stone, 1991)
The Silence of the Lambs (J. Demme, 1991)
Lost Highway (D. Lynch, 1997)
Titanic (J. Cameron, 1997)
The Thin Red Line (T. Malick, 1998)
As I Was Moving Ahead Occasionally I Saw Brief Glimpses of Beauty (J. Mekas, 2000)
Eternal Sunshine of the Spotless Mind (M. Gondry, 2004)
The New World (T. Malick, 2005)
The Girl with the Dragon Tattoo (D. Fincher, 2011)
The Master (P. T. Anderson, 2012)

*Mención especial para la animación: Spider-Man: Into the Spider-Verse (P. Ramsey, R. Rothman y B. Persichetti, 2018)

Las razones de incluir aquí estos filmes, y no otros, insisto son múltiples. La pena es no poder debatirlo de forma abierta, o defenderlo en un cara a cara con alguien que quiera impugnar la lista. Pero son los esenciales porque representa la cúspide de un estilo, o de una carrera, o bien la perfección a la hora de emplear el montaje, la fotografía y la dirección de actores (los tres elementos puramente cinematográficos) para crear el filme más perfecto posible, a pesar de limitaciones técnicas, presupuestarias, sociológicas o del tipo que sean.

Estos filmes suponen un escalafón cada vez mayor en lo que se refiere a operar con realidades, y a conseguir que la escritura, la puesta en escena, la dirección de actores, el montaje, la sonorización y el acabado final sean realmente un arte. Me parece increíble (porque yo soy así a veces) que se pueda cuestionar la grandeza superlativas de cualquiera de ellas, y en mi opinión tal cuestionamiento proviene de unos prejuicios enormes, o bien de una ceguera propiciada por un elitismo intelectual que nada tiene que ver, bajo mi punto de vista, con al razón del ser del Cine: vivir otras vidas de manera plena y comunicar, al igual que cualquier otra Bella Arte, una cualidad trascendental de la emoción.

Estándar
CINE

Batiburrillo de listas de películas

Otra vez con mis listas. Hay que ver lo que me gustan. Las dejo aquí para mí, sobre todo, para orientarme en mis reflexiones y en mis teorías, pero también para el lector, por supuesto, porque en caso contrario me bastaría con coger una hoja de papel y escribirlo allí (a pesar de mi mala letra). Con estas listas siempre espero que el que se acerque a estas páginas mías se haga una idea más certera de cuáles son mis ideas del proceloso mundo de la narrativa en el Cine, cada vez más hipertrofiado, absurdo, polarizado y falto de mentes preclaras que puedan discernir sobre él, establecer teorías y llegar a sitios interesantes…

Vamos allá otra vez:

Grandes filmes estadounidenses de las últimas tres décadas, de cineastas fuera de Hollywood y no muy conocidos:

One False Move, de Carl Franklin, 1992
Mud, de Jeff Nichols, 2012
Manchester by the Sea, de Kenneth Lonergan, 2016
Sideways, de Alexander Payne, 2004
Moonlight, de Barry Jenkins, 2016
Citizen X, de Chris Gerolmo, 1995
You Were Never Really Here, de Lynne Ramsay, 2017
Hell or High Water, de David Mackenzie, 2016
Shame, de Steve McQueen, 2011
Smoke, de Wayne Wang, 1995
Nurse Betty, de Neil Labute, 2000
In the Bedroom, de Todd Field, 2001
Fresh, de Boaz Yakin, 1994
I Am Not Your Negro, de Raoul Peck, 2016
The Three Burials of Melquiades Estrada, de Tommy Lee Jones, 2005
Quills, de Philip Kaufman, 2000
The Ice Storm, de Ang Lee, 1997
Lone Star, de John Sayles, 1996
Doubt, de John Patrick Shanley, 2008
Killing Them Softly, de Andrew Dominik, 2012

Magníficos filmes en lengua española de las últimas tres décadas:

No tengas miedo, de Montxo Armendáriz, 2011
Te doy mis ojos, de Icíar Bollaín, 2003
Solas, de Benito Zambrano, 1999
La caja 507, de Enrique Urbizu, 2002
La vida mancha, de Enrique Urzibu, 2003
No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu, 2011
Martin (Hache), de Adolfo Aristaráin, 1997
Lo que Arde, de Oliver Laxe, 2019
Amores perros, de Alejandro Glez Iñárritu, 2000
Fresa y chocolate, de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío, 1993
Magical Girl, de Carlos Vermut, 2014
La soledad, de Jaime Rosales, 2007
El clan, de Pablo Trapero, 2016
La ciénaga, de Lucrecia Martel, 2001
El club, de Pablo Larraín, 2015
Éxtasis, de Mariano Barroso, 1995
Jamón, Jamón, de Bigas Luna, 1992

Obras maestras absolutas de género duro:

The Thing, de John Carpenter, 1982
The Terminator, de James Cameron, 1984
Aliens, de James Cameron, 1986
Prince of Darkness, de John Carpenter, 1987
Robocop, de Paul Verhoeven, 1987
They Live, de John Carpenter, 1988
Die Hard, de John McTiernan, 1988
Terminator 2: Judgment Day, de James Cameron, 1991
12 Monkeys, de Terry Gilliam, 1995
Mad Max: Fury Road, de George Miller, 2015
Spider-Man: Into the Spider-Verse, de Bob Persichetti, Peter Ramsey, Rodney Rothman, 2018

Filmes magistrales o directamente obras maestras mundiales desde 1990:

Goodfellas, de Martin Scorsese, 1990
The Godfather, Part III, de Francis Ford Coppola, 1990
The Silence of the Lambs, de Jonathan Demme, 1991
JFK, de Oliver Stone, 1991
Breaking the Waves, de Lars Von Trier, 1996
L’Illusioniste, de Sylvain Chomet, 2010
El día de la bestia, de Álex de la Iglesia, 1995
El camino a casa, de Zhang Yimou, 1999
Dancer in the Dark, de Lars Von Tier, 2000
Y tu mamá también, de Alfonso Cuarón, 2001
La casa de las dagas voladoras, de Zhang Yimou, 2004
The New World, de Terrence Malick, 2005
Melancholia, de Lars Von Trier, 2011
La vie d’Adele, de Abdellatif Kechiche, 2013


Children of Men, de Alfonso Cuarón, 2006
The Assassination of Jesse James by the Coward Robert Ford, de Andrew Dominik, 2007
Lost Highway, de David Lynch, 1997
Amour, de Michael Haneke, 2012
The Thin Red Line, de Terrence Malick, 1998
The Pianist, de Roman Polanski, 2002
Eternal Sunshine of the Spotless Mind, de Michel Gondry, 2004
Brokeback Mountain, de Ang Lee, 2005
Las flores de la guerra, de Zhang Yimou, 2011
Titanic, de James Cameron, 1997
En construcción, de Jose Luis Guerín, 2001
The Master, de Paul Thomas Anderson, 2012
El sol del membrillo, de Víctor Erice, 1992
The Girl with The Dragon Tattoo, de David Fincher, 2011
As I Was Moving Ahead Ocassionally I Saw Brief Glimpses of Beauty, de Jonas Mekas, 2004
4 meses, 3 semanas y 2 días, de Christian Mungiu, 2007
There Will Be Blood, de Paul Thomas Anderson, 2007
The Black Book, de Paul Verhoeven, 2006
Paranoid Park, de Gus Van Sant, 2007
Nader y Simin, de Ashgar Farhadi, 2011
Festen, de Thomas Vinterberg, 1998
El hijo de Saúl, de László Nemes, 2015

Estándar